98 Los Menores y la Ley ¿El niño tiene derecho a que lo represente un abogado durante la evaluación ordenada por el juez? Sí, se le asignará un abogado para que lo represente y el abogado estará pre- sente en las entrevistas de la evaluación. ¿Qué sucede en la evaluación? Cuando se reúne con el niño y con sus padres o el tutor, el médico especial- ista evalúa qué tan grave es su uso de sustancias, los intentos de tratamiento ambulatorio y la capacidad del niño para buscar servicios por sí mismo. El evaluador le dirá al abogado del niño y a los padres cuál es su opinión profe- sional. Si el médico especialista recomienda que el niño se interne, el abogado le explicará al niño cuáles son sus opciones. El niño mayor de 16 años que no quiere recibir tratamiento en un centro residencial puede pedir que se lleve a cabo una audiencia ante el juez para que sea el juez el que determine si se debe internar. ¿Qué estándares se usan para determinar si se debe internar el niño en contra de su voluntad debido al uso de sustancias? Para internar al niño contra su voluntad en un centro de tratamiento de uso de sustancias, la evaluación deberá demostrar: 1. que el niño padece de un trastorno por uso de sustancias; y 2. hay una probabilidad que se cause un daño grave a si mismo o que le cause un daño a otras personas debido a ese trastorno. En la audiencia, el médico especialista en salud mental da testimonio médico y de otra naturaleza y su opinión profesional; los padres o el tutor del niño también pueden atestiguar. El abogado del niño da la opinión que el niño le haya comunicado. El juez desechará la petición si determina que no hay probabilidad de que el niño se cause un daño a si mismo ni cause un daño a otros por padecer de un trastorno por el uso de sustancias. Si el juez determina que el niño padece de un trastorno por uso de sustancias y que existe la probabilidad de que se cause un daño grave a sí mismo o a otras personas por padecer de ese trastorno, puede ordenar que se le interne en un centro residencial de tratamiento. En el estado hay dos centros de tra- tamiento que aceptan niños internados por orden judicial para tratamiento en un centro residencial: Motivating Youth Recovery (MYR, por sus siglas) y Clean and Sober Teens Living Empowered (CASTLE, por sus siglas). Para información sobre estos programas, vea la sección de Recursos al final del libro. Problemas de Salud Mental y Uso de Sustancias 8