6 Los Menores y la Ley Esta guía es para los niños, padres y tutores que están interesados en saber qué sucede cuando el tribunal se involucra en sus vidas. Es también para profesio- nales y no-profesionales que quieran saber lo que pudiera ocurrir en varios procedimientos de un tribunal y cómo usar el tribunal cuando surge la necesi- dad. En los Estados Unidos, los padres tienen el derecho constitucional de educar a sus hijos sin la interferencia del gobierno. Sin embargo, cuando existen acu- saciones de que un niño ha roto las leyes o que el niño está bajo riesgo en su hogar, el gobierno se involucra con la familia. Con frecuencia, el gobierno lleva el caso a un tribunal de menores basándose específicamente en leyes sobre los niños y sus familias. Los niños reciben la atención del tribunal de menores por diferentes razones, basadas en diferentes denuncias. Algunos han huido del hogar o sus padres o tutores pueden haber estado incapacitados para supervisarlos en el hogar. Algunos faltan o se han escapado de la escuela. Otros pueden haber quebran- tado las leyes actuando de manera que lastime a otra persona o su propie- dad. Y algunos pudieron haber sido lastimados por un adulto y requieren de la atención del tribunal por esta razón. Estos son las maneras más comunes en que el tribunal se involucra en la vida de un niño y de su familia. En otros casos, menores (niños menores a los 18 años de edad) pueden solicitar la apro- bación en un tribunal de adultos, en casos de aborto y cuando los padres o tutores buscan hospitalización u otro tipo de cuidados para su niño con prob- lemas de salud mental y/o razones de abuso de substancias. En esta guía, el término “tribunal de menores” se usa para referirse a los tri- bunales que involucran a niños. Estos tribunales existen para servir a los me- jores intereses del niño, actuando como en un rol-de-padre. Por esta razón, el proceso en un tribunal juvenil, es más informal que en un tribunal de adultos. Las leyes referentes a los niños, son iguales en todo el Estado de Massachu- setts. Sin embargo, diferentes tribunales pudieran usar procesos ligeramente diferentes para tratar los asuntos juveniles. A diferencia de una sesión en un tribunal de adultos, que está abierto al público, las sesiones en los tribunales de menores son cerradas. El tribunal de menores protege más la privacidad Introducción