54 Los Menores y la Ley Con mucha frecuencia, el abogado del DCF llama a los padres a testificar. Los padres o el tutor pueden rehusar a testificar basándose en el derecho que tienen de no autoincriminación según lo establece la Quinta Enmienda de la Constitución de Estados Unidos. Sin embargo, como estas son audiencias civi- les y no penales, el rehusarse a testificar se puede usar en contra de la persona llamada a testificar. Cualquiera de los abogados, incluso el abogado del solici- tante de la Petición, puede llamar a los padres o al tutor a testificar. ¿Qué decisiones puede tomar el juez una vez concluida la audiencia de las 72-horas? El juez puede tomar una de las siguientes decisiones siguientes: 1. El solicitante de la Petición no demostró por preponderancia justa de la prueba que el niño está bajo peligro inminente o que sufre de abuso o de negligencia grave. Puede decidir despedir la petición. Sin embargo, muchos jueces no son de la opinión de despedir la Petición sin irse a juicio o sin llegar a un acuerdo con todas las partes involucradas. 2. El solicitante de la Petición sí demostró por preponderancia justa de la prueba que el niño está bajo peligro inminente o sufre de abuso o negli- gencia grave, pero para proteger al niño no hay necesidad de dejarlo bajo la custodia del DCF. La custodia del niño se le devuelve al padre. 3. El solicitante la Petición sí demostró que el niño sufre de abuso o de neg- ligencia grave, o está bajo peligro inminente y que para poder protegerlo debidamente debe continuar bajo la custodia del DCF. 4. El solicitante de la Petición sí demostró que el niño sufre de abuso grave o de negligencia o está bajo peligro inminente, y NO es necesario para su protección que continúe bajo la custodia del DCF. 5. El solicitante de la Petición sí demostró que el niño sufre de abuso grave y negligencia o está bajo peligro inminente y el juez puede permitir se le coloque bajo el cuidado de una persona adecuada o de una agencia con licencia para acogerlo. Los jueces pocas veces eligen la opción 1 de las arriba mencionadas. Si el juez decide a favor de las opciones 2, 3, 4 o 5, asigna a un investigador del juzgado para que haga una investigación independiente y entregue el informe entre seis a diez semanas después. El investigador del juzgado, quien casi siempre es un trabajador o trabajadora social o un profesional de salud mental, debe trabajar el caso de manera neutral. Casos de Cuidado y Protección 6