64 Los Menores y la Ley Asuntos de Educación Especial Los niños aprenden de muchas maneras diferentes. Cuando un niño tiene di- ficultades para aprender o comportándose en la escuela, sus maestros y sus padres o tutores pudieran preguntarse si el niño necesita educación especial. ¿Quién puede recibir servicios de educación especial? Para recibir servicios de educación especial o servicios relacionados (por ejemplo, terapia del habla o del idioma) el niño debe: 1) tener una discapaci- dad, 2) no poder progresar eficazmente en la escuela debido a esa discapaci- dad, y 3) requerir instrucción o servicios especialmente diseñados para poder progresar. ¿Cómo identifica la escuela las necesidades de educación especial del niño? La escuela identifica las necesidades de educación especial mediante un pro- ceso de evaluación. Esta evaluación consiste en una serie de exámenes que se le hacen al niño. Se usan diferentes tipos de exámenes, basados en las inqui- etudes específicas sobre las diferentes maneras como aprende (o no aprende) el niño, y las necesidades educativas, emocionales y físicas del niño. ¿Quién puede pedir una evaluación de educación especial? Uno de los padres o un tutor pueden solicitar una la evaluación en cualquier momento. Un maestro u otro profesional también pueden pedir la evaluación. Cuando no son los padres ni el guardián quienes hacen la solicitud, el dis- trito escolar les avisa a los padres y al guardián que se ha pedido una evalua ción; y que se debe obtener su consentimiento antes de poder llevar a cabo las pruebas. ¿Hay que hacer algo antes de llevar a cabo la evaluación de educación especial? No se requiere hacer algo, pero a los padres y al tutor se les recomienda que deben considerar expresar cualquier inquietud o duda al maestro(s) del niño. A veces otro profesional pudiera observar al niño en el aula u otro lugar, para Asuntos de Educación Especial 7 7