82 Los Menores y la Ley TRATAMIENTO DE SALUD MENTAL Muchos niños y sus familias se benefician cuando reciben servicios de tera- pia del comportamiento y de salud mental. Los niños normalmente viven en su casa mientras ellos y sus familiares reciben ayuda. Los servicios de terapia pueden incluir consejería para el niño en un consultorio o en la escuela, tera- pia en el hogar para el niño y la familia, medicamentos para aliviar los sínto- mas de un trastorno mental, y terapia de grupo para aprender a controlar la ira y a resolver conflictos con compañeros o con los padres. (Vea la sección de Recursos al final del libro donde se listan las agencias que proveen servicios de salud mental y terapia en el hogar. El Centro de Recursos para la Familia, una clínica local, un consejero de la escuela o un pediatra le pueden ayudar a encontrar servicios de este tipo.) HOSPITALIZACIÓN POR SALUD MENTAL A veces los niños están pasando por una crisis y necesitan más ayuda de la que se les puede brindar en el hogar o en la comunidad. Quizás el niño pasa por una depresión profunda, o tiene ideas suicidas, o pierde el contacto con la realidad (está psicótico), o hace cosas tan peligrosas que pone su vida (o la de otras personas) en peligro. El niño que corre peligro de hacerse daño o de hacerle daño a otra persona puede necesitar servicios que se proveen única- mente en el hospital. ¿Qué sucede si el niño está en su casa, en la escuela, en el juzgado o en algún lugar y sufre una crisis de salud mental como, por ejemplo, expresa ideas suicidas? Al niño tendrá que examinarlo un profesional de salud mental capacitado, como un trabajador social o un consejero especialista en salud mental, para evaluar el riesgo de que el niño se haga daño a si mismo o haga daño a los demás y para ver los servicios que le podrían ayudar. El proceso depende del seguro médico del niño. Si el niño tiene el seguro de MassHealth*, uno de sus padres, un maestro o administrador de la escuela o un agente de probatoria pueden llamar al Emer- gency Service Program (Programa de Servicios de Emergencia o ESP, por sus siglas en inglés)—a este servicio también lo llaman “Mobile Crisis Intervention” (vea la sección de Recursos) para que vengan a la casa o a la escuela a evaluar al niño. La escuela deberá primero comunicarse con los padres o con el tu- tor antes de llamar al ESP. Si no se sabe cuál es el seguro médico del niño, el ESP ayuda a determinar a dónde pueden llevarlo para una evaluación. En el Problemas de Salud Mental y Uso de Sustancias 8